Domingo , 22 octubre 2017

Home » Patologías » LA ENFERMEDAD DE ESTAR OCUPADOS, por Omid Safi

LA ENFERMEDAD DE ESTAR OCUPADOS, por Omid Safi

Estar ocupados en estar ocupados es lo que hemos venido haciendo día tras día en los últimos años. Pareciera que las horas del día se nos quedan cortas ante la avalancha de asuntos que debemos atender, realizar o completar. esto deviene en estrés, alteraciones metabólicas, anímicas y pare usted de contar, porque nuestro cuerpo está mandando señales de alerta constante para decirnos que no lo estamos haciendo nada bien.

Por esa razón, el día de hoy hemos querido compartir esta reflexión de Omid Safi, director del Centro de Estudios Islámico de la Universidad de Duke, quien escribiera un artículo sobre por qué vivir ocupado es una enfermedad.

estar ocupado, terapias naturales, estrés

Hace un par de días vi a una amiga que quiero mucho. Pasé a preguntarle cómo estaba ella y su familia, pero cuando me miró sólo suspiró con una voz baja: “Estoy tan ocupada, tengo muchas tareas que realizar”. Casi inmediatamente después me topé con otro amigo y quise saber cómo iba todo, pero nuevamente recibí el mismo tono y la misma respuesta: “Estoy muy ocupado, tengo demasiadas cosas que hacer”. El tono de sus voces era exacerbado, cansado e incluso sobrepasado.

enfermedad estar ocupados, terapias naturales, padres hijos, tecnología

Y no se trata sólo de los adultos, ya que cuando vinimos a Carolina del Norte hace unos 10 años, nos encantaba la idea de vivir en una ciudad con un sistema escolar increíble, en un barrio diverso y lleno de familias. Todo se sentía bien, era justo lo que queríamos. Luego de mudarnos nos acercamos a una de nuestras amigables vecinas para preguntarle si su hija y la nuestra podrían juntarse a jugar. La madre, una mujer encantadora, sacó el teléfono para mirar el calendario, pero finalmente nos dijo: “Tiene un espacio libre de 45 minutos en dos semanas y medias más. Todo el resto está ocupado con gimnasia, piano y clases de canto“. Los hábitos destructivos empiezan a muy temprana edad.

¿Cómo terminamos viviendo así? ¿Por qué nos hacemos esto a nosotros mismos?¿Por qué les hacemos esto a nuestros niños? ¿Cuándo se nos olvidó que somos seres humanos y no individuos haciendo cosas?

enfermedad estar ocupados, terapias naturales, estrés

¿Qué pasó con ese mundo donde los niños se metían al barro, se ensuciaban, se desordenaban y se aburrían? ¿Los tenemos que amar tanto que terminamos llenándolos de actividades, estresándolos y dejándolos tan ocupados como nosotros?

¿Qué pasó con ese mundo en el que podíamos sentarnos con nuestros seres queridos y hablar sin apuros sobre las cosas que sentimos, tener conversaciones que progresan lentamente, con pausas significativas y silencios que no necesitan ser llenados?

¿Cómo creamos un mundo en el cual tenemos cada vez más que hacer y menos tiempo para el esparcimiento, para la reflexión, para la comunidad y para ser simplemente quienes somos?

En algún lugar leímos que “para un humano, vivir la vida sin examinarla no vale la pena” ¿Cómo se supone que vivamos, examinemos las cosas, cambiemos y seamos completamente humanos si estamos tan ocupados?

Cuando estar así se convierte en una enfermedad (porque es un estado constante sin paz) genera la destrucción espiritual y perjudica nuestra salud y bienestar. Nos quita la habilidad de estar presentes en el momento y nos mantiene alejados de la posibilidad de formar la comunidad que añoramos.

Desde 1950 hemos visto nacer incontables innovaciones tecnologías que pensábamos (o que prometían) harían nuestras vidas más fáciles, rápidas y simples. Sin embargo,hoy en día tenemos menos tiempo libre de lo que teníamos décadas atrás.

Para algunos de nosotros -los que somos “privilegiados”- la línea que separa la casa y el trabajo se ha vuelto difusa. Pasamos tiempo en nuestros aparatos electrónicos todo el maldito tiempo. Los teléfonos inteligentes y los computadores son los responsables de que no podamos separar la oficina del hogar. Apenas los niños se acuestan estamos de vuelta al mundo online.

trabajo, estrés, terapias naturales, enfermedad estar ocupadosUna de mis propias batallas diarias son las avalanchas de correos electrónicos que recibo.

Soy bombardeado y no tengo idea como hacer que se detenga. He intentado diferentes maneras como sólo responderen la noche, no responder los fines de semana o pedirle a las personas que prefieran las entrevistas personales ¡Pero siguen llegando! Y en cantidades que son difíciles de imaginar: e-mails personales, de negocios y una mezcla de ambos. La gente espera una respuesta instantánea, pero sucede que yo también estoy bastante ocupado.

La realidad es diferente para otras personas, ya que muchos deben tener dos trabajos con pagos bastante bajos para mantener a su familia a flote. Muchos padres tienen trabajos que pagan el sueldo mínimo sólo para lograr darles un techo y poner sobre la mesa algo que parezca comida.

Los modelos antiguos, con sólo una persona que trabaja fuera de casa, ya no existen.Hoy en día tenemos muchos hogares en los cuales ambos adultos deben tener un sueldo, pero aún así no funciona.

No obstante, esta no tiene que ser la forma en la cual hagamos las cosas. En muchas culturas musulmanas cuando quieres saber cómo alguien se encuentra, preguntas lo siguiente: ¿Kayf haal-ik? (en árabe) o ¿Haal-e shomaa chetoreh? (en persa) que significa ¿Cómo está tu haal?. Éste es el estado de nuestro corazón, es decir, lo que realmente estamos preguntando es: “¿Cómo está tu corazón en este momento?” y eso es lo que yo quiero saber.

No quiero saber cuántas cosas tienes qué hacer o cuántos correos tienes en tu bandeja de entrada, sino que cuéntame que tu corazón está feliz, que le duele algo, que está triste o que ansía el contacto humano. Examínalo, explora tu alma y dime qué sientes.

Quiero saber que aún recuerdas qué eres un ser humano y no eres sólo un individuo haciendo cosas, que eres más que una máquina tachando actividades de tu lista de cosas por hacer. Ten esa conversación, da esa mirada y toca a alguien. Ten un diálogo sanador, que esté lleno de gracia y presencia.

Pon tu mano en mi brazo, mírame a los ojos y conéctate conmigo por un segundo. Cuéntame algo sobre tu corazón y despierta el mío. Ayúdame a recordar que yo también soy un ser completo, un humano que ansía ser tocado por otro humano.

Soy profesor en la universidad y tengo muchos estudiantes que se sienten orgullosos de vivir bajo el mantra “estudia mucho y sal mucho”. Puede que sea un reflejo del estilo de vida que muchos llevamos y de lo ocupados que estamos, donde incluso la manera en la que nos relajamos nos estimula. La forma de relajarnos está llena de películas de acción o deportes violentos y rápidos.

No tengo la solución mágica, todo lo que sé es que estamos perdiendo la habilidad de vivir una vida que sea realmente humana.

gente ocupados amor terapias naturales

Necesitamos relacionarnos de forma diferente con nuestros trabajos y la tecnología.Sabemos lo que queremos: una vida con sentido, un sentido de comunidad y una existencia balanceada. No todo se trata de tener iPhones más rápidos.

Una vez Yeats escribió:

“Examinar los rincones oscuros de nuestra propia alma requiere más valentía que la que necesita un soldado para ir al campo de batalla”

¿Cómo se supone que hagamos eso si no tenemos tiempo? ¿Cómo se supone que debamos analizar esta vida?

Tengo esperanza, pero me pregunto si es que acaso estamos dispuestos a tener una conversación sobre cómo hacerlo y vivir de esa forma. Necesitamos llegar a un modelo diferente para organizar nuestra vida, nuestras sociedades, nuestras familias y nuestras comunidades.

Quiero que mis hijos se desordenen, se ensucien y se aburran a medida que aprenden a ser humanos. Quiero que tengamos una vida donde podamos detenernos, mirarnos a los ojos, tocarnos y preguntarnos juntos: ¿Cómo está mi corazón? Me estoy dando un tiempo para reflexionar y pensar en mi propia existencia, estoy lo suficientemente conectado conmigo mismo para saber cómo estoy y expresarlo.

Insistamos en tener una conexión de humano a humano, donde cada vez que uno de nosotros diga que está muy ocupado le respondamos “Lo sé querido. Todos lo estamos, pero quiero saber cómo está tu corazón hoy”.

 

 Comparte esta reflexión para que podamos mejorar nuestra calidad de vida.
 
LA ENFERMEDAD DE ESTAR OCUPADOS, por Omid Safi Reviewed by on . Estar ocupados en estar ocupados es lo que hemos venido haciendo día tras día en los últimos años. Pareciera que las horas del día se nos quedan cortas ante la Estar ocupados en estar ocupados es lo que hemos venido haciendo día tras día en los últimos años. Pareciera que las horas del día se nos quedan cortas ante la Rating: 0

Acerca de Montse

Deja tu comentario

scroll to top