Domingo , 22 octubre 2017

Home » Nutrición » SABÍAS QUÉ ELIMINAR EL GLUTEN DE TU ALIMENTACIÓN DIARIA PODRÍA ELIMINAR LA TIROIDITIS CRÓNICA

SABÍAS QUÉ ELIMINAR EL GLUTEN DE TU ALIMENTACIÓN DIARIA PODRÍA ELIMINAR LA TIROIDITIS CRÓNICA

Gluten, terapias naturales

Existe una gran cantidad de pacientes que tienen tiroiditis crónica o enfermedad de Hashimoto, una enfermedad autoinmune que produce anticuerpos contra la glándula tiroides. De hecho, es mucho más común de lo que se cree, y puede conducir a la destrucción total de la glándula tiroides si no se diagnostica y se trata adecuadamente.

El problema radica en que los médicos no suelen atinar con el diagnóstico, e incluso si lo hacen, la respuesta estándar es “No hay nada que podamos hacer. Vamos a monitorear sus niveles de la tiroides y cuando bajen demasiado, será porque su glándula ha sido destruida, en cuyo caso podemos colocarle una hormona tiroidea de reemplazo para el resto de su vida.”

Los síntomas de deficiencia tiroidea pueden ser: fatiga, depresión, aumento de peso que es difícil de perder, los ojos hinchados y la cara, baja temperatura corporal, adelgazamiento de las fibras del cabello y las cejas y sequedad de la piel, sólo para nombrar unos pocos de la cientos de síntomas que pueden estar relacionados con trastornos de la tiroides.  Ante estos síntomas, el médico puede ordenar un panel de pruebas de la tiroides, es decir sobre la hormona estimulante de la tiroides, así como la T3 y T4, que son dos hormonas tiroideas. Si los resultados están dentro del rango normal, no se realizan pruebas para la detección de anticuerpos. La ironía es que muchos, muchos pacientes pueden tener niveles normales, pero todavía tienen anticuerpos contra la glándula tiroides. Es por ello que si un paciente parece tener un problema potencial de la tiroides, siempre son necesarias también pruebas de anticuerpos, ya que la prueba de la hormona estimulante de la tiroides no es la única suficientemente confiable como indicador de una disfunción tiroidea.

tratamiento para la tiroides, gluten

Incluso si un médico ordena pruebas de anticuerpos, en ocasiones no tienen ninguna opción de tratamiento que no sea el de la hormona tiroidea de reemplazo, que es normalmente la tiroxina (T4), que es la forma inactiva de la hormona tiroidea. Si hay otras disfunciones en el cuerpo tales como la fatiga adrenal, congestión hepática, bajos niveles de  progesterona y ciertas deficiencias de nutrientes, la T4 no puede ser convertida correctamente en la hormona activa T3. La prescripción de tiroxina dejará un paciente con sus anticuerpos sin tratamiento, y por lo general persistirán todos los síntomas en su tiroides.  Aunque a veces la medicación de T4 podría disminuir síntomas en un paciente durante un periodo de tiempo, deberá procederse al aumento de la dosis antes de que caiga enfermo de nuevo, a la vez que su glándula tiroides está siendo destruida lentamente.

Cuando un paciente presenta altos anticuerpos, el objetivo del tratamiento no debe ser la glándula tiroides en sí (aunque podemos apoyar la glándula) sino el sistema inmune.  Es decir, el cuerpo se ataca a sí mismo y tenemos que detener ese ataque. Si somos capaces de detectarlo a tiempo, puede revertirse y la tiroides puede funcionar con normalidad de nuevo. Si los anticuerpos han estado  activos durante décadas, entonces hay una posibilidad de que la glándula tiroides pudo haber sido destruida, y lamentablemente, una vez que esto ocurre, no se puede recuperar.  En ese caso, la única opción es la hormona de reemplazo de por vida, pero hay opciones mucho mejores que los de tiroxina.

Eliminar el Gluten

Gluten, tratamiento tiroides, terapias naturalesUna de las primeras áreas a tratar, cuando el objetivo es detener un ataque autoinmune es eliminar el gluten de la dieta. El gluten es la proteína que se encuentra en el trigo, así como otros cereales como el centeno, la cebada, la avena y escanda.

El trigo que hoy consumimos ha llegado a contener mucho más gluten de lo que nunca había tenido en el pasado. En un sistema digestivo que tiene el síndrome de intestino irritable (que puede ser debido al estrés, la dieta, las toxinas y la mala digestión), grandes, partículas de gluten no digeridas pueden entrar en el torrente sanguíneo y causar una respuesta inmune. En personas susceptibles, esta respuesta inmune también desencadena un ataque contra la glándula tiroides.

Hay una gran cantidad de evidencia que muestra que el gluten desempeña un papel significativo en el desarrollo de la enfermedad de Hashimoto.  La primera etapa de la curación es eliminar todo el gluten de la dieta durante al menos seis meses, mientras se está en un programa de reparación alimenticio y se busca la reducción del ataque del sistema inmune. Toda vez que la cantidad de anticuerpos descienda, los síntomas deben disminuir también y la tiroides tiene una oportunidad de funcionar correctamente de nuevo.

Estas condiciones pueden tardar décadas en el proceso, por lo que la curación puede tomar de seis meses a dos años, dependiendo de la severidad de la condición y el cumplimiento del paciente con el programa de curación.

No permitas que la profesión médica te diga que ya no hay nada que se pueda hacer. Hay infinidad de posibilidades para detener, frenar e incluso revertir la enfermedad tiroidea autoinmune.

 

SABÍAS QUÉ ELIMINAR EL GLUTEN DE TU ALIMENTACIÓN DIARIA PODRÍA ELIMINAR LA TIROIDITIS CRÓNICA Reviewed by on . Existe una gran cantidad de pacientes que tienen tiroiditis crónica o enfermedad de Hashimoto, una enfermedad autoinmune que produce anticuerpos contra la glánd Existe una gran cantidad de pacientes que tienen tiroiditis crónica o enfermedad de Hashimoto, una enfermedad autoinmune que produce anticuerpos contra la glánd Rating: 0

Acerca de Montse

Deja tu comentario

scroll to top