Domingo , 17 diciembre 2017

Home » Aprende más » ACEITE DE COCO PARA EL ALZHEIMER Y LA DEMENCIA SENIL.

ACEITE DE COCO PARA EL ALZHEIMER Y LA DEMENCIA SENIL.

 

32287

El aceite de coco, una grasa natural utilizada durante miles de años en algunos lugares del mundo, podría ser una esperanza en casos de personas con Alzheimer y otras enfermedades. Ayudaría tanto a recuperar capacidades perdidas, como a ralentizar la evolución de la enfermedad o incluso a prevenirla. ¿Grasas saturadas buenas? El aceite de coco contiene un 90%  de grasas saturadas de cadena media, lo cual, aunque suene paradójico, es una forma saludable de grasa saturada. Comparada con la terrible grasa trans saturada, el aceite de coco constituye una forma de consumir grasas buenas. Además, a diferencia de otros aceites vegetales que son muy saludables en crudo pero no al ser cocinados (les cambia la estructura molecular con altas temperaturas), el aceite de coco no se oxida al calentarlo. Es muy importante que si se quiere consumir aceite de coco éste sea virgen, de primera presión en frío y biológico. Hay que tener en cuenta que muchas casas comerciales venden aceite de coco refinado, hidrogenado, con aditivos o adulterado de distintas maneras. Si aún quedan dudas, recomiendo el siguiente artículo del doctor Mercola que incluye al final del mismo un buen número de referencias a estudios clínicos.

Cuerpos cetónicos y neuronas

2de6fecc45d08f53dbbef805129b67a9

El cerebro necesita glucosa para funcionar y sabemos que para que la glucosa entre en las células necesitamos una llave: la insulina. Se ha visto que en las personas con Alzheimer, las cerraduras (los receptores celulares para la insulina) no funcionan debidamente, por lo que la glucosa no puede entrar y las células “se mueren de hambre”. Los ácidos grasos de cadena media (AGCM) presentes en el aceite de coco son utilizados por el cuerpo de una manera diferente a los de cadena larga; no circulan por la sangre en forma de lipoproteínas para ser almacenados como grasa en las células adiposas del cuerpo sino queson enviados directamente al hígado, donde son inmediatamente convertidos en cetonas. Posteriormente, el hígado libera rápidamente las cetonas al torrente sanguíneo, donde son transportadas al cerebro para ser utilizadas fácilmente como combustible sin necesidad de insulina.

Ácidos grasos de cadena media y Alzheimer

La causa del Alzheimer es desconocida aunque se barajan diversas hipótesis. Las dos más respaldadas son la hipótesis colinérgica (un déficit en el neurotransmisor de acetil-colina) y la hipótesis de acumulación de péptidos β-amiloides y “tau” en las neuronas. Otras hipótesis son la citotóxica, la inflamación de las neuronas y el daño oxidativo. (Para más detalles sobre estas hipótesis, consultad aquí). En el año 2012, las noticias sobre el aceite de coco en relación a la enfermedad de Alzheimer comenzaron a hacerse un hueco en los grandes medios; coincidiendo con el fracaso de un medicamento avalado por las compañías farmacéuticas Pfizer y Medivation, cuando se encontraba ya en la fase 3 de los ensayos. Unos años antes, empezaba a conocerse la historia de la doctora Newport, cuyo marido tenía Alzheimer y no respondía adecuadamente a la medicación. Newport, que había leído ensayos sobre los ácidos grasos de cadena media en relación a esta enfermedad, decidió añadir aceite de coco en la dieta de su marido. Un año después, no se había curado, pero había mejorado… mucho.   Esta doctora se basó en estudios preclínicos que estaban evaluando un medicamento llamado Axona. Ese medicamento, cuya finalidad era proveer al organismo de cuerpos cetónicos, demostró su efecto protector sobre las neuronas de ratón cultivadas in vitro en un medio rico en péptidos amiloides. En otro estudio, los ratones fueron sometidos a una dieta cetogénica (baja en hidratos de carbono) durante 43 días, y se comprobó una reducción del 25% en los niveles totales de amiloide-β. También se llevaron a cabo tres estudios en humanos, que concluyeron que el aumento de los niveles de cetonas implica una mejoría en los procesos neurodegenerativos. En otro estudio a doble ciego publicado en la revista Neurobiology of Aging participaron veinte sujetos con enfermedad de Alzheimer o deterioro cognitivo leve a los que se les dio o AGCM  (ácidos grasos de cadena media) emulsionados o un placebo. Los investigadores observaron un aumento significativo en los niveles de cetonas después de sólo noventa minutos de tratamiento. Las pruebas cognitivas revelaron que este breve tratamiento AGCM  facilitó un mejor rendimiento sobre los parámetros cognitivos.

Aceite de coco vs. Axona

cuales-son-los-beneficios-del-aceite-de-coco

Muchos naturópatas y también médicos (entre ellos la doctora Newport) preferimos el aceite de coco al medicamento Axona o similares por dos motivos:

  1. El medicamento Axona resulta mucho más caro que el aceite de coco.
  2. El Axona sólo tiene triglicéridos de cadena media de 8 carbonos, mientras que el aceite de coco tiene C: 6, C: 8, C: 10, C: 12 (todos los triglicéridos de cadena media) y otros cinco ácidos grasos, incluyendo algunos ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados; como el ácido graso esencial omega-6 (pero no omega-3, que es necesario y debe ser complementado) y algo de fitoesteroles (sustancias que reducen el colesterol).

¿Cómo tomar el aceite de coco?

Newport recomienda en su web comenzar con una cucharadita pequeña de aceite de coco, ingerida con alimentos, e ir aumentando progresivamente esta cantidad, dependiendo del caso, peso, etc., hasta llegar a unas 4-6 cucharadas soperas al día, repartidas en las comidas. Cabe mencionar que estas dosis son las recomendadas para personas adultas que padezcan ya Alzheimer u otras enfermedades neurodegenerativas que impliquen disminución de la capacidad neuronal para asimilar la glucosa como: demencia senil, Parkinson, esclerosis lateral amiotrófica, esclerosis múltiple, distrofia muscular progresiva, corea de Huntington, autismo, síndrome de Down, etc.

Fuentes consultadas y agradecimientos: http://www.soycomocomo.es/especiales/coco/aceite-de-coco-para-el-alzheimer-y-demencia-senil/
ACEITE DE COCO PARA EL ALZHEIMER Y LA DEMENCIA SENIL. Reviewed by on .   El aceite de coco, una grasa natural utilizada durante miles de años en algunos lugares del mundo, podría ser una esperanza en casos de personas con Alzh   El aceite de coco, una grasa natural utilizada durante miles de años en algunos lugares del mundo, podría ser una esperanza en casos de personas con Alzh Rating: 0

Acerca de Montse

Deja tu comentario

scroll to top